Tratamiento de la metatarsalgia

La metatarsalgia es dolor en la base de los dedos de los pies, el área entre el arco y los dedos del pie, llamada antepié. El dolor por lo general se inicia en uno o más de los cinco huesos en esta zona debajo de los dedos del pie (estos huesos se llaman metatarsianos). A menudo se genera un callo en esta zona. En la mayoría de los casos, el dolor puede aliviarse usando zapatos bien acolchonados de tacón bajo, y limando el callo. Si estas medidas no surten efecto, su proveedor de atención médica podría recomendarle una cirugía para extraer parte del hueso. Para aligerar la presión del antepié y aliviar el dolor, su proveedor de atención médica podría darle una o más de las recomendaciones siguientes:

Use zapatos con suelas acolchonadas

Use zapatos que tengan relleno grueso en las suelas. Escoja modelos de tacón bajo, y asegúrese de que el zapato sea amplio y cómodo en la zona del antepié y los dedos.

Use una almohadilla metatarsiana

Inserte una almohadilla metatarsiana en el zapato, para elevar el área adolorida y aliviar la presión. Para insertar la almohadilla:

  • Ponga una pequeña marca de lápiz labial en el callo.

  • Cálcese el zapato y deje una marca en la base interna del zapato.

  • Desprenda el protector adhesivo y pegue la almohadilla en el zapato, justo detrás de la marca del lápiz labial.

También pueden conseguirse plantillas con almohadillas metatarsianas.

Vista lateral de un pie en un zapato que muestra la almohadilla metatarsiana y un callo.

Límese el callo

  1. Remoje el pie en agua tibia durante unos minutos para ablandar la piel.

  2. Séquese el pie.

  3. Luego, frótese el callo suavemente con una piedra pómez o lima de uñas para quitarse la piel endurecida. Deténgase si se produce sangrado o tiene dolor.

Nota: Si tiene diabetes, debería verle y cuidarle los pies un proveedor de atención médica familiarizado con los cuidados de la diabetes.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.